Background

Los Representantes Mark Green (Republicano-Tennessee), Albio Sires (Demócrata-Nueva Jersey) y Mariannette Miller-Meeks (Republicana-Iowa) presentaron el 26 de abril un proyecto de ley conocido como la “Ley de Nearshoring del Hemisferio Occidental” (Western Hemisphere Nearshoring Act – H.R. 7579). Entre otros beneficios, este proyecto de ley otorgaría 15 años de trato libre de arancel a las importaciones estadounidenses de bienes y servicios fabricados o producidos en un país de América Latina o el Caribe por una corporación habilitada que haya recibido asistencia en virtud de este proyecto de ley para reubicar sus operaciones desde China. Dichas compañías no podrían ser o convertirse en propiedad de, o estar controladas por, los gobiernos de China o Rusia. Los ingresos perdidos por el Tesoro de EEUU como resultado de este trato arancelario preferencial se compensarían con aranceles sobre las importaciones procedentes de China.

Este proyecto de ley se presentó como una forma de “disminuir la dependencia de la manufactura de la República Popular China y disminuir la migración debido a la pérdida de oportunidades económicas regionales.” Los legisladores que presentaron esta iniciativa entienden que existe una “oportunidad significativa para expandir el libre flujo de bienes y servicios desde el hemisferio occidental” y que las cadenas de suministro en la región son “vulnerables debido a su excesiva dependencia” de China.

Este proyecto de ley también requeriría que USTR iniciara negociaciones sobre acuerdos comerciales con países de América Latina o el Caribe que aún no sean parte de algún acuerdo de libre comercio negociado por EEUU, siempre que (1) estén tomando medidas para reducir la migración ilegal a EEUU, (2) estén tomando medidas para reducir su dependencia económica de China, y (3) permitan que Taiwán establezca y mantenga una oficina comercial en su país.

Los patrocinadores de este proyecto de ley son miembros del Comité de Asuntos Exteriores, y específicamente lideran el Subcomité del Hemisferio Occidental. Para el Representante Green esta iniciativa es “una triple victoria.” Indicó que “en primer lugar, hace que Estados Unidos dependa menos de la producción china. En segundo lugar, es una victoria para América Latina porque proporcionará más empleos y crecimiento económico, sin costarle un centavo a los contribuyentes. En tercer lugar, a medida que aumenten las oportunidades en América Latina, el Nearshoring de la manufactura disminuirá la migración en la frontera sur de los Estados Unidos.”

El representante Sires dijo que “la legislación bipartidista es una parte crítica de nuestra estrategia para competir con China. Al incentivar a los productores a reubicarse en América Latina y el Caribe, podemos contener la influencia de China mientras creamos oportunidades económicas, abordando las causas fundamentales que impulsan la migración a los Estados Unidos.”

Copyright © 2022 Sandler, Travis & Rosenberg, P.A.; WorldTrade Interactive, Inc. Todos los derechos reservados.

Acerca de ST&R

Aduanas – Importación – Exportación

Desde 1977, hemos establecido el estándar para los abogados y consultores de comercio internacional, brindando servicios integrales y efectivos a clientes en todo el mundo.

Vea nuestros servicios.

Close

Cookie Consent

We have updated our Privacy Policy relating to our use of cookies on our website and the sharing of information. By continuing to use our website or subscribe to our publications, you agree to the Privacy Policy and Terms & Conditions.